Saturday, August 05, 2017

An american werewolf in London (1981)

A veces uno cree que después de ver una película de hombres lobo ya las vió todas y yo por estas fechas ví THE COMPANY OF WOLVES, así que esta se me fue pasando. 

Seguramente la estrenaron cuando yo todavía vivía en Linares, y como allá poco iba al cine ni me di cuenta de ella. En Monterrey, en cambio, el cine estaba a media cuadra del apartamento y la única excusa era el dinero. Eran los 80s, ha de haber costado un peso, y de los viejos.
Por eso mi pasatiempo favorito era leer las críticas de Justo Elorduy, Roberto Villarreal y demás, recortar la imagen de la cartelera del periódico y pegarla en mi libro donde documentaba todo lo que sucedía en mi vida.

En fin. La historia del hombre lobo es otra. 

Hace poco, cuando en el blog de Joel comentábamos THE MUMMY, se mencionó y fue que decidí buscarla.

Es muy buena.

Tiene una escena que me puso los pelos de punta y como este muchacho no sabe si lo que alucina es producto de su imaginación o es verdad, se la pasa bromeando y es como la película logra darnos un poco de todo, terror, romance, comedia y hasta escenas eróticas!!

Yo creo haber escuchado decir que lo que destaca a esta película de las demás es la música, pero como yo estaba emocionado viéndola por primera vez, estaba más atento a lo visual por lo de los efectos y eso, y no recuerdo mucho si la música me impactó o no. Los efectos pudieron haber sido buenos en ese tiempo, pero ahora se ven mal. En los 80s recuerdo efectos parecidos en la película de caperucita, pues se veía salir, del rostro de la persona afectada, el hocico del lobo! Sí, como que estaba adentro! Uy!