Thursday, July 27, 2017

Tú, sólo tú (1950)

Hace muchos, pero muchos años, ví por televisión una película donde Rosita Quintana atrapaba mariposas con una de esas redes especiales y accidentalmente va a dar al río, donde se baña desnudo un hombre.

Hace tanto que ya no recuerdo cual de todas sus películas es. Y la he estado buscando casi sin querer, porque sólo lo hago cuando me acuerdo, y después se me vuelve a olvidar. 

Anoche, perdiendo el tiempo (y la data) en YouTube, me topé con la imagen de una Rosita Quintana donde trae unos chongos estilo orejera como los de la princesa Leia y no pude resistir darle un click.

Se trata de la película TU SOLO TU, donde acompañada de Luis Aguilar, hace dos papeles, el de Paloma, la novia del muchacho y que tras un viaje a la capital decide que el rancho no es lo suyo y toma por el camino fácil de la prostitución, y más tarde, cuando él ya se ha alejado de ella, SORPRESA! Para quien esperábamos una redención y perdón y todo eso, nanay! Ahora Rosita es OTRA MUJER!

Ella se llamaba Marta, ella se llamaba así, y era rica y pretenciosa y tenía un novio guapo y culto pero demasiado respetuoso y un padre que adoraba jugar ajedrez. Así que matando sus momentos de ocio adquiere un caballo y adivinen qué, sí, Luis Aguilar se lo amansa y entre ellos nace lo que será la segunda parte de la película.

Y esa es la parte más deslucida. El se queda a trabajar en la capital, ella inicia un estira y afloja porque su posición social es muy apreciada y él es pobre (aunque tenga rancho y ganado y caballos y todo eso) y así se la pasan hasta que en un fiestón de alta alcurnia después de una humillación que sufre él, es presa de una trampa de León, el ex de Marta, que lleva a una hermosa rubia perfectamente clonada de su amada para que sonsaque al charro y Marta los vea precisamente en el momento en que ella le roba un beso.

Ahora sí, aunque se enojen y él se vaya a su rancho, todos sabemos que Marta lo seguirá hasta el fin del mundo, dejando atrás el oropel de su frívola existencia por el amor verdadero. ¿Y Paloma? Seguramente la veremos después en otra película de rumberas!