Saturday, July 22, 2017

The doll squad (1973)

Estas muñecas, inspiradas tal vez en un guión nunca usado para los Angeles de Charlie, porque eran seis pero tres de ellas nunca hicieron nada y además una se llamaba Sabrina, tenían una misión de destruir, pero tampoco sedujeron a nadie...

Y si alguno de los Cardona, a quienes les chiflaban este tipo de películas, se le ocurriera volverlas a hacer, podría contratar a Niurka, para que baile con sus pezoneras, como hizo Tura Satana aquí, en su papel de Laverne.

Sucede que hay aquí un tipo muy malo que usa bisoñé, que intenta sabotear los planes del gobierno de mandar cohetes al espacio y su chantaje es que si no detienen sus planes, él esparcirá en el mundo nuevamente, la fiebre bubónica, utilizando ratas para el contagio.

Entonces mandan llamar a la mejor agente secreta, Sabina, de cabello color rojo cereza de Koleston para que pase desapercibida (a propósito, nadie se parece a las del poster), quien a su vez reclutará a sus mejores agentes para infiltrarse en la isla donde se esconde el villano y destruirlo antes de que él nos destruya  todos!

-Mataron a dos de nuestras mejores agentes, dice Sabrina (entonces no eran las mejores, digo yo) cuando descubre que hay una Mata Hari entre ellos pasando información clasificada al enemigo, y que después de confesar, se traga una cápsula de cianuro! Y entonces para qué confesó digo yo si de todas formas se pensaba matar, no hable!! Si confesaba la mataban los malos, y si no confesaba la mataban los buenos, si de todos modos la muerte es el fin, para qué confesaba!!

Total, que esta Sabrina la pelirroja, cuenta con un arsenal de triquiñuelas, entre ellas la cápsula explosiva, el anillo que expulsa gas pimienta, el lápiz de labios que en lugar de maquillaje esconde una pequeña daga, etc. Y allá van ella y su equipo con tacones entre las piedras, a la isla secreta donde se esconde el villano. Todos quienes trabajan para él traen un microchip implantado en la nuca, así que si al pasar una puerta, empieza a chillar como cuando te robas algo del super, ellos te matarán. Pero Sabrina, que entre golpe y golpe y disparo y disparo tenía tiempo hasta de peinarse el cabello que le crecía y encogía según el clima húmedo seguramente, en la isla, o los errores de edición y continuidad, porque Sherri Vernon no solamente actuó, sino que diseñó vestuarios y peinados, y hasta editó! Y seguramente la película fue rodada en una semana! Bueno, Sabrina toma muchas fotos como evidencia con su cámara de microfilm y hasta acaba con el villano clavándole una espada muy gruesa como de plomo, que yo creí estaba todavía en su funda, para después destruir la isla completa con explosiones sobrepuestas.