Thursday, July 06, 2017

Ghosts on the loose (1943)

Y justamente como en aquellas películas de Ma y Pa, donde les cambiaban los hijos entre películas porque o crecían o se casaban o saber qué, aquí también la pandilla tiene otros miembros. 

En la imagen vemos a Muggs (Leo Gorcey) que es el líder y del lado derecho a Scruno (el negrito), a Danny (que también tiene una hermana enfermera), Skinny (que es el orejón) y a Benny (que es el flaco). Sleepy no está porque seguramente se quedó dormido en alguna parte, pero es el que toca el piano.

La trama es la siguiente. Glimpy, que en otra película tuvo que vestirse de mujer para hacer de Annabelle, tiene una hermana muy guapa (Ava Gardner) que se casará y todos andan ahí metiendo su cuchara, que si le tocan la marcha, que si le cantan, que si le pían que si le tocan la chirimía y cuando los novios se van de luna de miel, yo hasta sospechaba que se irían con ellos. Pues poco les faltó.

Escuchan que la pareja se mudará a una casa que les salió muy barata porque necesita algunas reparaciones y la cosa es que les salió muy barata porque supuestamente en la de enseguida espantan y nadie quiere vivir allí. Lo demás es como una caricatura de Scooby Doo porque la casa "embrujada" en realidad es refugio de una banda de nazis que buscan desestabilizar al país. Sí! Al final hasta te piden que compres bonos de guerra para que los aviones sigan echando bombas!

Total, que los muchachos entran por error a la casa "embrujada" y ven que no tiene muebles, así que entran a la casa desvencijada y los toman. Los bandidos no están nada contentos con la casa llena de chamacos que en lugar de reparar estropean y los espían por agujeros en las fotografías, o las fotografías enteras, y tratan de espantarlos.

Cuando descubren la impresora y los volantes que distribuirán hablando del nuevo orden y todo eso, deciden llevarla a la casa de al lado, pero ya llegaron los novios, llaman a la policía y se arma un gran lío.