Wednesday, July 26, 2017

Blazing sixes (1937)

De estas mismas películas hacían en México con Tito Guízar y Víctor Velázquez, sólo que con más romance y menos balas.

El pelirrojo Barton ha llegado a investigar de forma encubierta, la sospechosa desaparición continua de oro que se transporta de un pueblo a otro en las carretas de Wells Fargo.

Al mismo tiempo han llegado al pueblo Bárbara Morgan y su tía Sara, a tomar posesión de una finca que les pertenece.

Eso molesta a Jim Hess, quien bajo su apariencia caballerosa y gentil, oculta su verdadera personalidad de ladrón de oro, que oculta casualmente en la casa que él creía abandonada y que ahora ya no podrá seguir usando a sus anchas.

Para deshacerse tanto del pelirrojo que se ha infiltrado en su banda como de las curiosas mujeres, que ya han trabado amistad con Mr Peewee, Jim confiesa a Bárbara sus sospechas de que Barton es el ladrón, y ella rápidamente lo denuncia y es enviado a la cárcel. Pero Peewee escucha los verdaderos planes de Hess y apenas a tiempo corren a detenerlo, antes de que secuestre a las mujeres por saber demasiado y para que lo dejen con el rancho para seguir utilizándolo como escondite secreto para sus latrocinios.