Wednesday, June 07, 2017

Ya nunca más (1984)

Y con esta ya nadamás me falta la que hizo con Lucerito.

No se cual de las dos películas haya sido la primera de Bisogno, pero seguramente es esta, porque aquí no es el casi casi coprotagónico interés amoroso de la Chilindrina, sino un niño del montón.

Uno del montón que canta en el coro, donde Luismi también canta con tal de no estar en clase, uno del montón que juega con él al fútbol y uno del montón que le lleva un regalo cuando ya tiene su piernita mocha.

Porque aquí Lusimi es un niño muy travieso que no le gusta estudiar. Le gusta cantar, le gusta jugar fútbol y le gusta echar mentiras y hacer trampa en los exámenes. Y como el karma es canijo, un día desobedece a su papá y se trepa en la moto del hermano de una de sus amiguitas y sufre un accidente tras el cual descubren los médicos que tiene cáncer de tibia y peroné y hay que amputar!

Su papá, que es Gonzalo Vega, tiene que tomar una dolorosa decisión, pues si no le cortan su piernita se muere, pero si se la cortan no se muere, pero de qué sirve la vida de un adolescente incompleto que ya no va a poder hacer nada de lo que le gustaba? Ya sin pierna lo único que podrá hacer ES ESTUDIAR!!! 

Seguramente Leonardo Daniel estaba muy ocupado con Jodorowsky en SANTA SANGRE y tuvieron que contratar a Rosa Salazar (que necesitaba un mejor diseñador de imagen). Los podrían haber intercambiado y nadie se daría cuenta.

Moraleja: Luisito era bueno para el fútbol y para la cantada, pero no para estudiar...  en los exámenes escritos copiaba y en los orales usaba un apuntador que le dijera las respuestas. Y bueno, perdió una pierna. 

Trivia ridícula: Ayer dijo Seth Meyers que había sido el día del "orgullo ateo". Gracias a Dios ni ellos están excluídos de tener su propia celebración!!