Monday, June 05, 2017

Wadd: The life & times of John C. Holmes (1999)

Suena chistoso, pero "la historia detrás del pito" de John Holmes, es mucho más interesante que su carrera en la industria del entretenimiento para adultos.

Y es que en esa industria, pocos nombres han perdurado a través de la historia hasta ser fácilmente recordados o reconocidos a su sola mención.

El, así como Bettie Page o Linda Lovelace, son algunos de los pioneros y aquí nos enteramos del porqué de las cosas.

John Holmes nació en 1944 en un hogar disfuncional donde por ser el más pequeño, sufrió toda clase de abusos y maltratos. Tanto, que a los 16 años, y para huir de ese infierno, pidió a su madre le firmara la solicitud para enrolarse en el ejército, donde sirvió varios años en una base en Alemania.
A su regreso empezó a trabajar y se casó, pero poco tiempo después y gracias a una vecina con la que había estado íntimamente, descubrió lo que era el porno y ella misma, al ver sus "cualidades" le recomendó hacer algunas audiciones.

Aunque su esposa se opuso, él ya lo tenía decidido y hasta utilizó su verdadero nombre para que, al alcanzar la fama, todo mundo supiera quien era y lo recordaran para siempre. Al parecer lo logró.

Así fue como empezó a trabajar en esa industria naciente y gracias a su miembro de 13.5 pulgadas, después de la primer película fue requerido para muchas más, e incluso estelarizó una serie donde hacía de un detective llamado John Wadd.

Pero la fama y el dinero nunca vienen solos y John, quien disfrutaba del tabaco, la mariguana y del traguito ocasional, se vió frente a drogas más fuertes, a grado que un día ya no pudo controlarse y se vió involucrado en asuntos como robos y hasta asesinatos.

Aunque filmaba películas a diario en EU y hasta Europa y en esos tiempos nadie usaba protección, nunca nadie se imaginó, después de verlo fumarse alrededor de 100 cigarros al día, que su muerte en 1988 sería resultado del VIH y no del enfisema pulmonar. John murió a los 43 años al lado de su segunda esposa y la familia de su manager, que eran para él como su segunda familia. Lo demás, ya es parte de la historia.