Tuesday, June 13, 2017

Longstreet (1971)

Y como hace poco ví esta película del muchacho ciego que recobró la vista por un tiempo pero no aprovechó esa oportunidad, recordé esta serie de los 70s, donde Michael Longstreet, después de perder la vista, cambia de profesión y de asegurador se convierte en detective.

Bruce Lee le enseñó a descubrir en sí mismo la experiencia del Jeet Kune Do, que es parecido al Kung Fu, pero que se basa en pelear sin pelear, pues consiste en bloquear los golpes del oponente antes de que te los de.

El piloto, que fue un episodio doble que duró 2 horas, muestra como una noche en que Mike celebraba con su esposa, son víctimas de unos ladrones que dejan una botella de champagne a su puerta, y que contiene un explosivo. Ingrid, su mujer, pierde la vida, mientras él, que se encontraba apenas entrando, sólo pierde la vista. 

Y entonces tiene que aprender a valerse por sí mismo, con la ayuda de un perro guía y un bastón que le obsequió su madre y que tiene un sensor especial, deduce quienes pueden ser los ladrones que intentaron asesinarlo en un intento por evitar que él investigara los robos por medio de su compañía aseguradora.

Así, más por deseos de venganza que por vocación, es que Mike termina siendo uno de los mejores detectives, pues ha desarrollado sus sentidos del oído, olfato y deducción y nada se le escapa. A ver cuando me pongo al corriente con los de Columbo, que era otro de mis favoritos.