Friday, June 30, 2017

Las armas (2013)

Cuando una historia está bien contada, aunque ya sepamos como termina, mantiene nuestro interés hasta que vemos la palabra "FIN".

El 12 de junio de 2012, Roberto González me contó que andaban en Durango filmando una película que se llamaría LAS ARMAS DEL ALBA (Basada en el libro homónimo de Carlos Montemayor). Compartí su emoción y lo felicité, pues siempre es importante ver como nace un proyecto y se va desarrollando. Durante el rodaje estuvimos intercambiando impresiones y me hizo llegar algunas imágenes, donde aparecía el Sr Aarón Hernán, Sergio Bonilla, Arturo Carmona y por supuesto, él mismo, que hizo el papel de uno de los villanos, Rito Caldera.

Después, en septiembre de 2013 fue la premier en México, y aunque fue bien recibida por la prensa, nunca se estrenó. 

Al parecer, a alguien no le gustó la temática y decidieron "enlatarla", me imagino que era porque en ese tiempo en México las cosas estaban muy alborotadas entre pueblo y gobierno. Imagínense! Si a mediados de los años 60s las personas insatisfechas con el desempeño del gobierno podían organizarse así, qué pasaría si ahora se cuentan con las redes sociales que tienen a medio mundo conectado, verdad?

Yo seguí preguntando, que si no se estrenaba oficialmente y se distribuía que si al menos podría salir en DVD, que si se podría hacer llegar al público de alguna otra manera y nada. Pues para no hacer el cuento largo, hoy cuando llegué de trabajar me encontré un correo de Roberto con un enlace y la invitación a verla. 

Dejé todo lo que estaba haciendo y lo que pensaba hacer durante las próximas dos horas y la ví. Si gusta, aquí está el enlace.

Es muy interesante conocer esa parte de la historia, pues si bien la intención de este grupo de personas era el de protestar las injusticias de que venían siendo objeto y les falló por varias razones ajenas a su control, lo importante es que quede constancia de que el "valiente" vive hasta que el "cobarde" quiere, y que mientras haya una persona siendo pisoteada y abusada por alguien que impunemente se siente con el poder de hacerlo, siempre habrá una gota que derrame el vaso y nacerá la lucha. ¡Es el derecho!

¡Fuera el mal gobierno!