Monday, June 12, 2017

Espaldas mojadas (1955)

Advertencia: Los personajes de esta narración no son reales sino representantes simbólicos de la situación que puede crearse cuando alguien se coloca al margen de la ley. Y la situación misma no consigna hechos verídicamente históricos. El autor ha combinado hechos ocurridos en fronteras de distintos países para formar un todo de interés dramático. Nuestro propósito es advertir a nuestros connacionales de la inconveniencia de tratar de abandonar el país de forma ilegal, con el riesgo de sufrir situaciones molestas y dolorosas que podrían hasta crear dificultades en las buenas relaciones que venturosamente existen entre ambos pueblos.

Todos tenemos una historia.

Quienes se ven en la situación de abandonar su país de origen en busca de mejores oportunidades de vida tienen la suya. 
El problema es que sí, como cuentan en esta película, al emigrar ilegalmente, están a merced de quienes abusan y se aprovechan de ellos, cosa que también pasa en sus países, lo que nos lleva a pensar que si de cualquier manera lo van a hacer, pues que lo haga quien paga más, no? 


Rafael Campuzano (Silva) se vió obligado por las circunstancias y como pudo consiguió los 50 dólares (o 500 pesos mexicanos) que le cobró el coyote Frank Mendoza (Moreno) para cruzarlo al país del norte. Allá se las vió negras pero conoció a Louie Royalville (Pulido), un haragán sin oficio ni beneficio originario de "Four swamps New Lion", o sea, Luis Villarreal de Cuatro ciénegas Nuevo León, que se sabía horarios y entronques de trenes al dedillo, lo que le sirvió a Rafael mientras seguía buscando un lugar donde lo aceptaran como trabajador aún sin tener papeles.

Cuando por fin lo contrataron en las vías del ferrocarril, abusaban de él vendiéndole la comida al doble, pues como estaban en medio de la nada, allí mismo los trabajaban hasta el cansancio, les descontaban impuestos y no se qué más, alimentos y hasta ropa, para después tumbarles lo que les sobrara con "las visitadoras", prostitutas acarreadas por un hombre a quien llamaban "el rico" y que como la Cándida Eréndira atendían a las largas filas de hombres deseosos de las caricias de una mujer al precio que fuera.

Porque Rafael sólo quería dinero, pero Manuel quería mujer, y Alberto (Piporro) quería a su Pilar. 

Rafael un día se cansa de los abusos y tras un altercado con el gringo explotador, huye, volviéndose a encontrar con Louie, y después con Mary of the Consolation, una pocha que se enamora de él y a quien le propone matrimonio siempre y cuando se casen en tierra mexicana. Mary, que era pocha pocha pero no tonta, duda al principio, pues ella sí tiene papeles, pero por fin, el amor es más fuerte que razonar con inteligencia y decide seguirlo.

El destino reúne de nuevo al capataz abusador y a Ralph en suelo azteca y ahora sí, como el gringo lo había escupido y eso Rafael jamás lo pudo superar, venganza era lo único que deseaba y sucede el linchamiento, donde el gringo va a parar al río, donde la turba enardecida lo hacen cruzar a pedradas, para que sea víctima de quienes disparan a quienes intentan cruzar nadando. 

Yo se que esto no es enchílame otra, pero si los Estados Unidos cuentan con gran parte del área que un día perteneció a México, si en sus casi 250 años de existencia no les había hecho falta un muro hasta 1994, si la inmigración ha sucedido desde el principio del mundo y seguirá y si México y EUA serán vecinos mientras el mundo exista, a menos que un terremoto estilo falla San Andrés los separe, porqué mejor no adoptar medidas que beneficien a ambos países si el fenómeno existe y se ha demostrado que nada ha funcionado? Si no puedes contra ellos, úneteles!