Wednesday, June 14, 2017

¡Echenme al gato! (1958)

Todo el tiempo, desde que ví el tanque de "gas de la risa" con el dibujo de un hombre carcajeándose, quise saber si lo usarían o no, y sí, sí lo usan! De hecho, en el poster podemos ver cómo se mueren de la risa todos, menos el gato.

Resortes es un muchacho que colabora en un dispensario donde trabaja también Ariadne Welter. El quisiera pero no se atreve y ella lo sabe pero finge demencia. Ambos saben que son el uno para el otro.

Hay un bandido muy listo apodado "El gato", que le manda recados a Piporro, que es el policía, diciéndole donde atracará y cuando, y ni así lo han logrado capturar. Hasta que un día y por mero accidente, el gato choca y lo dan por muerto. Entonces después atropellan a Resortes, y ahí es donde pierde su brazo izquierdo creo. Total, el caso es que hay un médico loco que le gusta cruzar especies y en su laboratorio, además del gas hilarante, tiene al conejo que es mitad pájaro, a un chivo mezclado con otro animal y así, cuando le dicen que hay que transplantarle un brazo a Resortes, él está feliz. Lo malo es que le ponen el del "muerto", que cuando despierta y está manco hace el coraje de su vida y casi se vuelve a morir.

De ahí hasta el final, Piporro sigue persiguiendo al gato, sólo que ahora no es el gato sino Resortes, pues su brazo ajeno actúa por su cuenta y Resortes ni se entera. El verdadero gato está que hace bilis y quiere su brazo pa'trás, y es puro lío.

El día de una conferencia médica donde el doctor explica su trabajo de "Injertación ósea muscular de brazo" a sus colegas, uno de los asistentes es el Dr Sakasumoto Ichoca, quien al agradecer los invita a la Casa de té de la luna de agosto (que seguramente acababa de llegar a México pues es de 1956) y lo más loco es la pesadilla que sufre Resortes durante su transplante y quizás debido a la anestesia, pues sueña con que Ariadne le hace el baile egipcio tanoura mientras el doctor lo sigue y persigue mochándole los dos brazos una y otra vez, pues le retoñan. ¡Esto está delirante!