Friday, June 16, 2017

Cartas a Ufemia (1952)

Gracias a Anahí que me aclaró una confusión es que recordé que no había visto esta película y por fin lo hice.

La confusión consiste en que yo asumí que aquí salía Pedro Infante porque en alguna otra película el canta la canción que da tema. Pedro Infante sale en CARTAS MARCADAS y como todas tienen algo entre sí, se me fue la onda... Aquí no sólo cantan la canción, sino hasta la contestación que da Ufemia a Luterio. Sí. La letra "E" es muda!

Como seguramente la canción de las cartas a Ufemia fue un éxito en la radio, había que hacerle su película al vapor. Aunque durara una hora y quince. Total, qué tanto podrían estirar la letra para que les diera para toda una trama? 

Y entonces se les ocurrió que Ufemia vivía en un pueblito y era feliz con su novio Luterio. Era tan bonita que traía loco al villano Don NIcanor, quien para poder hacerla suya en contra de su voluntad, incriminó a su padre para que cuando él estuviera en la cárcel, poder ir a su casa y violarla. Con lo que no contaba el mentado Nicanor, es que esa noche, estaría estacionado frente a la casa la muchacha el camión de redilas de Ignacio Vélez, pues se les descompuso y no había forma de echarlo a andar. El hombre, al escuchar los gritos de socorro de la inocente Ufemita, entra a defenderla, quedando flechados ambos dos a la vez. Nacho echa a patadas al rufián, quien jura vengarse, y al día siguiente sigue su camino. Como Roque es el cartero y Luterio ya no tiene trabajo porque era empleado del papá de Ufemita, emigra a la capital, a buscar a Nacho por recomendación de su novia, quien está segura de que así como la ayudó a ella en un momento de necesidad, podrá ayudarlo él. 
Y es cuando empíeza a escribirle las famosas cartas, que Don Nicanor intercepta para que ambos crean que ninguno le está escribiendo al otro hasta que regresa nacho en otro de sus viajes y se destapa todo, pero para entonces ya Luterio encontró otro amor y Ufemia quiere quedarse con Nacho, o con Roque, o quien sea, porque ya todo el pueblo habla y se burla de ella de verla de arriba para abajo yendo al correo hasta tres veces al día y regresar con las manos vacías.

Ah! Y desde aquella noche del intento de violación, Ufemia vive en la parroquia, custodiada por Doña Marcelina, pero gracias a Nacho, un día su padre sale libre y se aclara su inocencia, encontrando que el culpable fue y siempre ha sido Don Nicanor, un genial Carlos López Moctezuma. En lo demás, todo quedó en familia, porque si bien Ufemia y Luterio habían tenido relaciones de noviazgo, ahora ambos eran concuños. Qué bonita familia, qué bonita familia!

Como pueden ver, la canción no daba para más y se hizo lo que se pudo, y no se pudo mucho...