Monday, May 22, 2017

Nieve negra (2017)

Y así como hay familias en donde nunca pasa nada, las hay en las que pasa de todo. 
De to-do.

Y esta es una de ellas. 

Tras la muerte de su padre, Marcos (Sbaraglia), en compañía de Laura su mujer (Costa) se dirige a la tundra patagónica (que en realidad era andorrana), con la urna de las cenizas para cumplir su último deseo, que era esparcirlas en un lugar cerca de su cabaña, donde años atrás ocurrió un accidente y él perdió a uno de sus hijos, a Juan. 

Andando todos de cacería, a Salvador (Darín) se le escapó un tiro y sobrevino la tragedia. Sabrina, la única hija en la familia, se volvió loca de dolor.

Ahora que Sabrina sigue en un Centro de rehabilitación mental, y como los tres son los únicos herederos de los 11 millones, o 9 dependiendo a quien le preguntes cuanto les dejó su viejo, habrá que ver si se venden estas tierras nevadas para que se realice la repartición. Pero Salvador ha pasado aquí toda su vida atado a un remordimiento (y guardando un secreto) y no será fácil convencerlo de que vaya a rumiar su culpa y su dolor a otra parte.