Tuesday, May 09, 2017

How to be a latin lover (2017)

"¿Tienes cinco años de no abrir la panadería? Se te va a pudrir el bizcocho!"

Como fan de Eugenio Derbez desde sus días con Anabel, sé lo que me hace reír y lo que no. Disfruté mucho con sus personajes y más con los Peluches, que todavía me hace reír aunque ya haya visto esos episodios muchas veces. Una cosa es su trabajo para televisión y otra lo que ha hecho en cine. 

Falló con SOY HOMBRE Y QUE, NO ERES TU SOY YO, después inició su trabajo en Hollywood donde hizo dos personajes muy a su estilo en JACK & JILL, además de otros pequeños papeles donde siempre salía de mexicano zarrapastroso hasta que en el estilo de Ventana Rosa, se creó su propio protagónico y hasta se dirigió él mismo, en su éxito en taquilla, pero también fallido, NO SE ACEPTAN DEVOLUCIONES

Con su canal en YouTube, se estrella y la piedra que ha picado, a esta película le dedicaron muchísimo tiempo para anunciarla, él y Salma, en cuanto programa pudieron, tanto en inglés como en español, pues este es su primer trabajo en cine en inglés, aunque haya diálogos en español. Yo creo que lo único que le agradezco, es que hayan sido ellos mismos, Eugenio y Salma, quienes trabajaron en la versión doblada, porque es muy molesto ver que actores y actrices que hablan español, cuando hacen películas en inglés son doblados por otras personas. Se acostumbra uno a escuchar sus voces...

Ahora bien. Entremos al terreno de la mentira y la falsedad al anunciar un producto. Eugenio y Salma dijeron que la película era muy divertida y que a la entrada del cine iban a estar regalando pañales desechables porque la gente se iba a hacer de risa, que les iba a doler la quijada y el estómago de tanto reírse. Claro que todo eso era falso, ellos qué más pueden decir, si lo que quieren es que la gente vaya a verlos!

Eugenio también dijo que le dolía mucho que los niños (me imagino que actores, no la población en general) hijos de inmigrantes latinos no hablaran buen español porque sus padres no los incentivaban y que en este casting batallaron mucho hasta que encontraron al niño que sí hablaba bien, Raphael Alejandro. Que es canadiense.

Que aunque la película parecía a simple vista que era subidita de tono, era PARA TODA LA FAMILIA. Mucho ojo. Porque yo escuché, además de albures, malas palabras.

Aunque no es lo divertida que me hicieron creer para que fuera a verla, sí me hizo reír en varias ocasiones. El personaje toxoplasmódico de Kristen Bell es adorable y me dió gusto ver a Linda Lavin. En lugar de Raquel Welch pudieron haber usado una figura de cartón, total, para lo que sale... Al final, no necesita uno ningún pañal y no salimos con dolor de nada. Bueno, a excepción quizás de la cartera.