Saturday, May 06, 2017

Dobro pozhalovat, ili Postoronnim vkhod vospreshchen (1964)

Bienvenido o prohibida la entrada es una comedia rusa que cuenta las aventuras de Kostya Inochkin, un muchachito muy travieso que durante un campamento de verano, se le ocurre desobedecer las reglas y se va nadando hasta una pequeña isla cercana al muelle de la escuela, y lo que él creía le daría fama y fortuna como campeón de natación, sólo le acarreó problemas y más problemas.

Primero, a pesar de quejas de maestros y compañeritos, el rector lo expulsa, y él, como sabe que su abuelita no soportará dolor tan grande, decide regresar a la escuela de noche e infiltrarse en las instalaciones, pero sólo logra meterse debajo de la tarima que usan para las asambleas de los lunes. 

El problema es que pronto será día del padre y aquí preparan grandes fiestas con desfiles y todo y su abuelita vendrá, lo que lo hace tramar algo para que ella no note su ausencia. Después de todo, oficialmente, él ya no es alumno aquí.

Total, que sus compañeritos descubren su escondite y se la pasan llevándole comida y esto y lo otro hasta que el rector cierra con candado la puertita y es cuando se les ocurre traer al cerdo para que haga un túnel e Inochkin pueda entrar y salir a sus anchas. Pero el cerdo es un flojo y ni escarba ni nada, por lo que a algunos de ellos se les ocurre meterse desnudos a un campo de hiedra venenosa para que les de urticaria y la festividad se suspenda. Pero anda allí, micrófona (Mitrofanova) que es la consentida del rector y la chismosa, que va y le cuenta todo lo que hacen los demás y ya para vengarse de ella, cuando va muy mona a ocupar su lugar en el carro alegórico dentro de una mazorca, la echan al lodo e Inochkin ocupa su lugar.

Todos quienes fuimos niños y se nos ocurrieron las más descabelladas ideas podemos identificarnos con esta película.