Wednesday, April 19, 2017

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas (2016)

Sara Escribano vive en la que era la casa de su abuela, ahora de su padre y quien además le cobra renta. Sara siempre ha sentido pasión por las plumas, pues su abuela le dijo: "Un día las plumas estarán de moda y tú serás famosa".

Yo digo que las plumas ya no están de moda, pero quien soy yo para discutir con los que escribieron esta película, verdad?

El caso es que Sara vivía su vida entre sus plumas esperando a que su novio Roberto (izquierda en la foto) regresara de Francia para casarse hasta que el karma, o su propia gilipollez, que terminaba siempre saboteándole las cosas, le cambió el panorama, y se le llenó la casa de gente.

Sus padres sufrían una crisis, su hermana estaba a punto de casarse con el hombre a quien Sara amaba platónicamente desde la secundaria (a la derecha), su padre y su hermana le caen de paracaidistas, Aarón llega también allí, Roberto regresa pero no lo hace sólo sino que ha traído a un amigo con él, y una larga lista de etcéteras que hacen de la rutina un verdadero caos. Para colmo, Inma Montes, famosa diseñadora madrileña y amiga de Sara, he decidido que las plumas serán el punto principal en su próxima colección y a Sara ya no le quedan plumas!!

Y todo iba bien hasta que se les ocurre ir al zoológico a conseguir algunas.