Saturday, April 01, 2017

Le divorce (2003)

"En América ya no hay crímenes pasionales. Todo mundo se mata por dinero o por drogas"

Tenía mucho de no ver una película de James Ivory y decidí ver esta porque dijeron que era comedia.

De él he visto varios dramas de época y ESCLAVOS DE NUEVA YORK y no, esta no me pareció comedia del todo.

En fin.

Una de estas dos hermanas vive en París (Watts), donde se casó, tiene una niña y espera otro bebé.

Su marido, que se ha enamorado de una rusa a su vez casada con un norteamericano, le pide el divorcio y se va de la casa.

Quien sabe como serán las leyes en Francia comparadas con las de Estados Unidos, porque a partir de aquí, es una de líos y estira y afloja y la familia y los bienes y a ver quien se queda con qué.

Principalmente un cuadro al óleo muy antiguo que la familia del muchacho quiere que se quede con ellos, pues lo piensan ofrecer al museo a ver cuantos millones de euros les dan por él. 

A todo eso hay que agregar que la hermana que viene de visita (Hudson) a ayudarle con los niños tiene sus propias tragedias, pues ayuda a una escritora que pronto regresará a EUA, se lía románticamente con un francesito greñudo y se mete de amante del tío político de su hermana, que también tiene un puesto político muy importante y su relación debe ser super discreta.

¡Uy sí! Bien discreta, tanto que le manda de regalo una bolsa Kelly quesque carisisísima con un mensajero para que todo mundo vea y empiecen a preguntarle a la muchacha cómo le hizo y quien se la dió y esto y lo otro y que las conocidas que ya han pasado por las armas de él sepan quien es la que está de turno y más cuando para despedirse le regala un mascada, igual y como ha hecho con todas las demás!

Me gustó la película porque está interesante y entretenida, pero como comedia, no me hizo reír. Solamente que ya desde 2003 hayan existido las "comedias para no reír" y no me había dado cuenta.