Sunday, April 30, 2017

Crónica de un niño solo (1965)

Polín es un prepúber rebelde.
Con causa.
Rebelde porque el mundo lo hizo así.

Hasta hoy me entero que Leonardo Favio. Sí, aquel que cantaba "Ding dong ding dong" también dirigió cine.

Esta película trata de la vida de un niño que por causas ajenas a su voluntad va a dar a un orfelinato, donde es severamente educado y donde no hay espacio para ser lo que él es: niño.

Y qué más puede hacer un niño cuando se le reprime y se le trata peor que a un animal de circo?

Un día Polín va a dar al cuarto de castigo, donde ahora sí que está completamente solo y su ansia de libertad lo hace intentar fugarse. Lo logra.

Lo malo es que una vez fuera se enfrenta al mundo, que no es mejor que lo que era dentro del orfelinato.