Wednesday, April 12, 2017

Corazón de león (2015)

León Sarabia es un hombre casi perfecto. 

Es carismático, comprensivo, conversador, rico, exitoso, padre amoroso, amante de la aventura, pero mide 1.36 m. Ah! Y es divorciado y tiene un hijo nini que ni estudia ni trabaja.

Casi perfecto. Como le dijo Teresa a Juana su hermana cuando lo vió.

Si ignoramos que Juana tiró su teléfono celular en un arranque de ira provocado por su ex marido y después ya no hizo nada por irlo a recoger ni nada y es hasta que le llama quien lo encontró porque quiere devolvérselo que se acuerda de él, lo demás es pan comido.

Porque a mí eso es una de las cosas que me brinca.

Pero en fin. Tenía que haber un pretexto para que este extraño la contacte y nazca entre ellos la relación que les dificultará toda la vida toda la película, pues aunque ella es de raza negra y ya lo ha superado, nomás no puede con el paquete, o el paquetito que significa ser pareja de un hombre chaparrito. Porque no es un enano, como se refieren a él aquí todo el tiempo, este es un hombre como Amandititita, con las mismas proporciones que uno grande, pero en estuche pequeño.

El, que toda su vida ha sido blanco de las burlas y de la curiosidad de los demás ha superado este complejo y se siente igual o más que las personas de estatura normal, pero la gente que lo rodea no, y ahí está el detalle. Todos tenemos cola que nos pisen...