Tuesday, April 11, 2017

Bromas, S.A. (1967)

Esta la ví por primera vez hace mucho tiempo y hasta creí haberla comentado, pero ahora que uno de los descendientes del Sr Ramón Rey empezó a contarnos de su abuelo y demás familiares y sus carreras en el cine y teatro, la recordé y por alguna razón no la encuentro entre mis cosas.

Recordaba vagamente a un grupo de personas en una lunada a la orilla del mar y después a Gloria Marín como dueña de una empresa. Las bromas por supuesto estaban a cargo de Mauricio Garcés.

Ahora que la he vuelto a ver, esta es la historia:

Seis amigos preparan la bienvenida a su amiga Cecilia Pérez que viene de Ginebra después de graduarse, a trabajar en el periódico de su tía Martina.

Dos de ellos trabajan para el Sr Arnoff, que en el Perú de aquellos años, aún contaba con publicidad en una vagoneta con bocinas, que recorría todo el pueblo repartiendo muestras y anunciando productos todo el tiempo.

Al grito de "Arnoff coco palmera, deja la mugre afuera", corre una chica que trabaja en un hotel, otra que trabaja en la tienda Nicol donde el dueño es bien carero, un elevadorista que canta solamente cuando se cree solo y Mauricio, que es un salvavidas en una alberca privada y que supuestamente es la viva imagen de alguien que se llama Rogelio Naveda.

Durante casi una hora de película, las únicas bromas que se hacen son a costa del tamaño de la boca de Garcés, que si fuera mujer se oxidaría los aretes al reír y que si fuera hombre se mordería las orejas. 

Después las bromas corren a cargo del Sr Arnoff, que vigilando constantemente a sus dos empleados porque ya sabe que a la menor provocación se le salen del huacal, se une a ellos y juntos hacen pasar muy malos momentos a, casualmente, los jefes de este grupito de personas. A la tía de Cecilia no le gusta el ruido y habla a susurros, al Sr Moritari, que le interesa más el dinero que los sentimientos de quienes compran sus ataúdes, le hacen creer que ya se murió, al jefe de Arturo, el cantante, lo hacen dar regalos a sus empleados por los 35 años en los que ha sido muy tacaño y les ha negado todo, hasta aumentos de sueldo y a Don Nicolás, de la tienda NIcol, le hacen rebajar 50% sus mercancía colocando anuncios falsos por toda la ciudad y hasta en el periódico, haciéndolo perder 3 millones de soles, que él después alega que fueron 20 millones.

Total, que si esas son las bromas... no tienen nada de gracia.

Frente al monumento a César Vallejo en la municipalidad de Lince, con dos guitarritas que parecen toda una orquesta, el grupo se deleita y además de todas las canciones que se avientan, hasta Nadia Milton, la otra Nubia Marti, se las ingenian para incluir a Chabuca Granda y su "Fina Estampa" y Daniel Riolobos, quien finalmente pudo cantar con público.

El gran comediante Manuel "Loco" Valdés fue reducido a gritar en campo llano harto de no poder hacerlo frente a su jefa, que lo obliga a andar sin zapatos y hasta a colocar encima del vaso del alka-seltzer un capelo para evitar escuchar el sonido de su efervescencia.

Hoy despedimos a la actriz Margarita Isabel, a quien descubrí como la "prima norteña" en LAS APARIENCIAS ENGAÑAN y que a pesar de sus múltiples películas y telenovelas, siempre recordaré como la mamá de Delia Ibarra en PALABRA DE MUJER. Descanse en paz.