Monday, March 13, 2017

Una última y nos vamos (2015)

Gracias a otra película llamada LA ULTIMA Y NOS VAMOS fue que estaba dejando pasar esta. La razón es que la otra tuvo muy malas reseñas y como el título de esta se parece, me estaba yendo con la finta.

Afortunadamente, como ayer fue un día lluvioso y no encontraba mucho que hacer, decidí verla y qué bueno, porque me divertí como hace mucho no lo hacía.
Esta, como LOS PARECIDOS, es otra película para un día de lluvia.  

Las películas de carretera están hechas para que en el camino sucedan muchas cosas y a este grupito de mariachis, denominado Tierras Rojas, les pasa eso y más.

Ellos viajarán desde Arandas, Jalisco hasta México para concursar y después ir a cantarle las mañanitas a la virgen.
Solamente dos integrantes no están relacionados entre sí, el locutor y el peluquero. Los demás o son hermanos y un hijo, o son hermanos y un cuñado. Uno de ellos me recordó a Juan Alanís.

Me reí mucho del Pocholo, que aquí se llama Clandestino Gutiérrez y aunque fue miembro de este mariachi anteriormente, a la hora del concurso resulta que anda en otro de los contrincantes.

Santillán se encontró su chica Almodóvar sin recurrir a Rossy de Palma y no, no se trata de Marthita Higadita, perdón, HIgareda, a quien afortunadamente olvidé no porque sólo aparece tres segundos, sino porque todo lo demás es muy divertido, especialmente las escenas de Mariana Treviño.