Thursday, March 30, 2017

Körkarlen (1921)

Conocida también como "El carruaje fantasma" o "El carruaje de la muerte", cuenta la tenebrosa leyenda nórdica del cochero de la muerte, destinado a visitar los domicilios de donde levantaría los cadáveres para conducirlos a su descanso eterno. O no, dependiendo de como se hubieran portado durante su vida.

Este trabajo de cochero era el más temido, no sólo por lo que significaba llegar a donde nadie los recibiría con gusto, sino porque era tan arduo que una sola noche en el carruaje eran como 100 años de los nuestros. Con razón el cochero ansiaba su relevo al sonar las 12 campanadas del año nuevo!

David Holm recuerda como el año pasado su amigo George, temiendo morir al punto de la medianoche, lo hizo, convirtiéndose en el portador de la desgracia, y ahora, mientras la hermana Edit yacía al borde de la muerte en su casa, a cualquiera podría pasarle... incluso a EL!!

Y sí. A la doceava campanada el cuerpo de David caía al suelo intoxicado por el alcohol. Ni tiempo tuvo de atender a la súplica de la hermana Edit que pedía por su presencia.

Y es que la historia de este hombre, era una plagada de desventuras debidas a su afición al alcohol, que primero lo llevó a purgar una condena en lugar de su hermano que como efecto dominó lo hizo perder a su familia, incluso sus dignidad. Eso hizo de David un hombre amargado y cruel, que cuando conoció a la hermana Edit se burló de ella y sus creencias (y le pegó la tuberculosis) y hasta del milagro que ella pidió para que en el futuro a David le fuera mejor.

Y sí. Se le concedió el milagro. Pero a que precio.

La musicalización es excelente.