Monday, March 27, 2017

Boss baby (2017)

Muy ingeniosa la forma de ahorrar en animación.

Desde tiempos inmemoriales los niños se han visto en la disyuntiva de o tener un hermanito o tener una mascota. Claro que ellos no tienen voz ni voto cuando se trata de hacer más grande a la familia, y con las mascotas tampoco, porque por lo general cuando se les acaba la novedad, terminan arrumbando al perro y ni lo alimentan ni recogen sus heces. Hasta había una canción que decía:

"Mamita, yo no quiero un hermanito, lo que quiero es un perrito, chiquitito y juguetón. Mi mami dice que el nuevo hermanito, desde París se lo van a traer, que caso tiene cuando es más barato comprar un perrito nacional?"

Exactamente eso fue lo que le pasó a Timothy, cuando sus papás decidieron que era hora de darle un hermanito que le hiciera compañía, siendo que él era de lo más feliz como hijo único.

Su hermanito llegó con secretas intenciones, pues en realidad había sido enviado desde aquel lugar de la película CIGUEÑAS de donde enviaban los bebés a la tierra, sólo que aquí los mandaban en Taxi. Su misión, averiguar porqué las mascotas estaban desplazando a los bebés en cuanto a atención y cariño se refiere. Como los papás de Timmy trabajan en "Perrocorp", un lugar donde fomentan el cuidado, la adopción, y todo lo relacionado a los cachorritos, el Bebé jefe podrá trabajar a sus anchas y revertir este fenómeno, pero no contaba con la astucia de Timmy, que desde que lo descubre, trata de todas formas de sabotear su misión y deshacerse de él.

Cuando ví los avances creí que sería divertido ver cual era la historia detrás de este bebé con voz de adulto, o viceversa, y después de ver la película quedé sumamente complacido.