Sunday, February 19, 2017

Sheep & Wolves (Volki i ovtsy. Beeezumnoe prevrashchenie) (2016)

En esta historia de lobos con piel de oveja, Gris es gris pero blanca es azul.

El rebaño de las ovejas vivía tranquilamente hasta que la manada de los lobos se fueron a vivir cerca de ellos. 

Y todo podría haber salido bien porque el lobo Gris era el favorito de los demás para suceder al lobo que dejaría el mando, pero el otro lobo asqueroso y hambriento de poder hizo hasta lo imposible por ganar y hasta que lo logró, provocando así el conflicto entre los dos grupos.

Gris, al ser un lobo dócil y comprensivo, fue rechazado por Blanca, quien lo amaba tanto que lo quería diferente y Gris pidió a unos conejos gitanos un brebaje que en lugar de darle más ferocidad, le dió cuernos y cola de carnero, lo que le dió otro giro a la historia.

La película me pareció muy agradable, excepto por ese momento incómodo en que Gris, con su nueva apariencia de carnero, no puede correr de sus nuevos enemigos los lobos porque le estorban los testículos. ¡Qué? ¿Acaso los lobos no tienen?