Thursday, February 16, 2017

Semana Santa (2015)

No se que pasa con estas películas seudo-independientes que tratan o de vacaciones o de que están cerca de una playa. ¿No dicen que en el mar la vida es más sabrosa?

Primero fue CLUB SANDWICH tratando el triángulo entre una madre y su hijo y una chiquilla que se les apareció a hacer mal tercio.

Después fue LAS HORAS MUERTAS donde un muchachito que cuidaba un hotel se entrega a la pasión prohibida de una amante cuyo amante la engaña con su esposa.

Ahora es SEMANA SANTA, donde un niño de 8 años se siente entre la espada y la pared con su mamá y el nuevo novio. 

El sentimiento de celos es genuino, yo lo sentí cuando ví perdida a mi mamá al casarse por segunda vez. ¿Qué le pasa? Pensé. ¿Cual es la prisa por hacerse de un hombre extraño que la acompañe? Sobre todo cuando mis otras tías sin su primer marido habían permanecido solas cuidando de sus hijos. Pero bueno, ella tuvo que ser la primera no sólo en eso, sino casándose por tercera vez, y con alguien menor que yo! Afortunadamente ya para entonces tenía yo otras cosas en que pensar y ya ni caso le hice. Total, la tercera es la vencida, no?

Aquí el galán, sin dinero, invita a su novia y a su futuro hijastro de vacaciones de semana santa a un hotel en un paquete todo incluído, bueno, menos lo del frigobar.

Y el niño es cábula. Desde el principio está fregando quedito, y duro y dale, de esos que matan un burro a pellizcos. Su mamá no canta mal las rancheras y por una cosa o por otra, en estos días los tres van a sufrir un cambio si bien no permanente, temporal, que los hará verse tal cual son.