Sunday, February 05, 2017

Outrageous wedding cakes (2014)

Los pasteles de boda siempre han guardado cierto encanto, tanto para los contrayentes, quienes en ocasiones congelaban un pedazo para tener quizás un recuerdo de tan especial ocasión, como para quienes queríamos la parte con más betún y comernos todos los adornitos de azúcar e incluso hasta las figuritas de los novios, cuando no eran de plástico.

Bueno, pues ese betún que en mis tiempos se hacía con clara de huevo, azúcar glass y horas dándole al batidor de globo, pasó a ser una especie de cobertura laminada que ahora se coloca sobre el pastel, dándole un acabado perfecto.

Yo no sabía que además de eso, para darle más solidez a un pastel, podía hacerse de una mezcla de malvaviscos y cereal molido o no se qué, porque como hay quienes ordenan unos de más de 10 pisos y casi 200 kgs de peso, pues hay que evitar que se desmorone. Ya mejor deberían hacerlo como los de muestra de las pastelerías, de hielo seco, o como el de Trump, de madera, como sólo una porción comestible de donde cortó sus rebanadas, no?

En este programa nos muestran los pasteles más extravagantes que se han hecho para bodas, como por ejemplo uno que estaba adornado con brillantes swarosky y hasta uno que estaba colgado del techo, al que llaman estilo candelabro. 

Qué extravagante! Dicen que todos quieren que los pasteles dejen de estar en un rincón y que las personas que los vean los recuerden por el resto de sus vidas. Seguramente muchos duran más en el recuerdo de las personas que lo que duran sus matrimonios...