Tuesday, February 28, 2017

La danza de la realidad (2013)

Según Jodorowsky, la realidad no es objetiva, sino una danza que interpreta nuestra imaginación.

Quizá para evitar que cuando él ya no esté venga cualquiera a contar su vida como le de la gana, Jodorowsky mismo nos contará su historia, seguramente no como fue, sino como su imaginación se la ha interpretado. Y que bueno, porque de una imaginación como la suya, que nos cuente lo que sea! Aunque no nos incluya a su hermana!

Alejandro nació en Tocopilla, Chile, de padres rusos que habían emigrado huyendo de los cosacos, y esta película abarca desde su infancia hasta el momento en que se cambian a Santiago de Chile.

Aquí su madre sí lo quiere. Lo adora. Sobre todo mientras lo cree su padre encarnado y en lugar de llamarlo hijo lo llama papá. Según ella, Alejandro tiene su mismo cabello rubio rizado y se lo han dejado largo, por lo que Jaime, su padre, autoritario y machista, lo llama continuamente maricón.

Alejandro crece tímido y asustadizo. Por un lado su madre lo consiente en todo y por el otro su padre le reprime todo. El niño se encuentra confundido, entre la espada y la pared.

Aquí todavía no sabe que quiere ser poeta, porque su papá lo trae cortito adiestrándolo en el difícil arte de ser hombrecito y lo obliga a soportar todo el dolor posible sin llorar.

Entre su tienda de novedades, el circo y los comunistas, su papá le corta el cabello (le quitan la peluca que simbolizaba la presencia de su abuelo y es cuando su mamá lo desconoce y lo rechaza) y poco a poco lo integra en sus actividades varoniles.

Esta entrega termina con Alejandro de 13 años abandonando Tocopilla después del incendio de la casa, en busca de nuevos horizontes. De las cinco que planea hacer gracias a la coperacha de todos quienes lo han apoyado, ya hay una más, titulada POESIA SIN FIN, que comentaremos pronto.

Lo interesante es que además de estar contada de forma surrealista como casi todo lo que le gusta hacer al Sr Jodorowsky, ha utilizado multimedia y eso hace del resultado algo bastante atractivo.