Sunday, January 22, 2017

The young offenders (2016)

No todos los planes son a prueba de idiotas

Dice el subtítulo de esta película con gran acierto, pues Conor y Jock (apodado así porque posee solamente una única prenda de ropa interior), después de planear el golpe de su vida con el que ganarían 7 millones de euros para solucionar sus problemas familiares, nunca pensaron en un plan "B", o siquiera en revisar bien como estaban haciendo las cosas.

Estos dos son tan amigos que parecen gemelos, pero Conor vive con su madre soltera y trabaja con ella en la pescadería y Jock vive con su padre ausente de la mente, pues desde que recibió un martillazo en la cabeza, ya no ha vuelto a ser el mismo de antes. Y para acabarla, bebe.

Por eso cuando los muchachos se enteran del cargamento de cocaína que venía en un barco que encalló en la costa y que de sus 61 bolsas repletas de droga sólo se recuperaron 60, corren a buscar esa última bolsa para venderla y con el dinero vivir felices para siempre.

Aquí es donde entra en juego la idiotez, que yo más bien considero un descuido que bien pudo pasarle a cualquiera y por lo que se quedan sin Juan y sin las gallinas. Y para empeorar las cosas, con el policía pisándoles los talones.

¡Muy divertida!