Friday, January 20, 2017

The silent service (1995)

Después de lo de Pearl Harbor y de lo de Hiroshima y Nagasaki, Estados Unidos y Japón todavía tuvieron tiempo de unirse (todo sea por la guerra) para la construcción de un submarino nuclear.

A Japón no le estaba permitido hacerlo, así que secretamente se alió a los Estados Unidos, y a ellos que no les gusta el pedo, aceptaron. Con lo que nadie contaba, era que había una persona inconforme con esa alianza, el capitán Kaieda, quien al ser dado por muerto junto a su tripulación para después transferirlos al submarino nuclear y así no despertar sospechas siquiera de que aquello existía, se amotina y declara al submarino como una entidad independiente de los dos países que lo crearon. 

Lo llamó Yamato y tanto Japón como EUA se las vieron negras tratándolo de rendir, cosa que nunca sucedió gracias a las habilidades estratégicas de Kaieda, quien tenía mil y un trucos para defenderse de todos los ataques de que era presa.