Wednesday, January 18, 2017

One touch of Venus (1948)

¿Se acuerdan de la película ME ENAMORE DE UN MANIQUI?
Bueno, pues esta es la versión original.

Eddy (Walker) es el decorador de aparadores en una gran tienda departamental donde presentarán como parte de una promoción mercantil, a una estatua que según ellos les costó carísima.

Pero la cortina que la cubre no baja ni sube bien y Eddy necesita repararla para que no se atore el día del evento y su jefe quede como un tonto ahí jalándole y nada.

Mientras repara el mecanismo, repara también en la belleza de la estatua y le da un beso y cual será su sorpresa, que la fría mujer de mármol cobra vida!

El no lo puede creer, pero desde ese momento su vida, y la de muchas parejas, cambiará, pues ella ha llegado a inundar de amor esa parte del mundo.

Y todo iba bien hasta que empezaron las canciones!

Mientras Venus canta, la que era novia de Eddy se enamora de un amigo de él y hasta el dueño de la tienda se enamora de su asistente (Eve Arden).

El día en que ella debe regresar, a punto de las 12, pide, como Venusienta, que le prolonguen su estancia y como en ese momento Eddy está saliendo de la cárcel porque su jefe lo acusa de la desaparición de la estatua, ya no sabemos si se quedó o no, hasta que al final aparece como una empleada más, llamada Venus Jones, y se queda con Eddy.

¡Gracias Júpiter!