Monday, January 16, 2017

Las tetas de mi madre (2015)

...son como las de Helena de Troya, causan mucho daño!

"Mama, no le pegues injustamente a tu hijo,
no sabes si mañana ese será su coraje,
no sabes si él crezca sin amor a sus padres,
si quiera salirse a las calles de niño,
no tener guía ni valor de ser una persona,
callejones sin salida, sin alegría..."

Martín es un niño de 12 años que como muchos en todo el mundo, vive solo con su madre, quien debe trabajar en dos lugares distintos para sobrevivir.

A su madre la busca quien me imagino es el padre de Martín, pues quiere regresar pero ella no lo acepta y él le pregunta la razón. Ni él ni nosotros nos enteramos.

A su madre la busca un vecino que quiere con ella. El papá de Martín se molesta, ella no lo acepta, pero con paciencia y salivita, terminan detonando en Martín un sentimiento que venía reprimiendo desde tiempo atrás.

Cuando Martín ve a su mamá en la panadería no se le antoja, pero cuando la ve de estripticera sí, y como duermen juntos, pues a quien le dan pan que llore... A cualquiera se le antoja acabarse de criar. Seguramente gracias a esa escena fue que obtuvo los 9 premios internacionales que anuncian al principio, porque por lo demás, se trata de una película más del montón que retratan la vida sórdida de algunas áreas en Colombia.

Y yo la verdad no entiendo ni disculpo la conducta del muchachito, porque si bien su madre no era una blanca paloma, a él tampoco le faltaba nada. Y no, tampoco le pegó, ni justa ni injustamente. Ella luchaba sola, como podía, para que él estudiara y un día su futuro mejorara.

Conocer al "cacharro" y poner de pretexto la conducta de su mamá, no le daba derecho a hacer todo lo que hizo, pero en fin, no habría película y de eso se trataba.

Será que yo nunca he entendido el rap, y aquí hay tantas escenas donde aparece, que ya cuando llegan los créditos, donde la canción te vuelve a contar la película, lo mejor es correr y abandonar la sala cuanto antes.