Monday, January 23, 2017

La la land (2016)

Como escuché a muchas personas referirse a esta película como la octava maravilla y a otras decir que no lo era (Kristoff, Grace Randolph) porque a pesar de ser una fantasía musical hace que se vea que es muy padre estar desempleado y que a todo el que emigra a Hollywood se le cumplen sus sueños de fama y riqueza y sólo perpetúa una mentira, etc., etc., decidí echarle un vistazo por mí mismo.

Yo no se que tanto sea de cierto lo que sufren los aspirantes a artistas porque nunca he estado en Los Angeles ni he visto a los desamparados por las calles pidiendo limosna (acá tenemos bastantes), lo que sí ví es que la música es pegajosa, la pareja tiene química, bailan bien, se defienden cantando y Gosling toca el piano de deveras.

A lo mejor por eso es que a todo mundo le ha gustado, porque su aparente frivolidad aleja de su mente pensamientos deprimentes (Trump), igual como hace "Multimiedos" con sus programas basura que sirven de distracción mientras afuera en las calles de Monterrey los muertos aparecen en cada esquina. 
Yo más bien creo que es porque es una película que combina varios géneros, lo que la hace atractiva hacia aún más público. Por ejemplo:
Inicia con un número musical de esos multitudinario muy llamativo, después de varias canciones y bailables se les olvida que es musical y entran en dramononón de aquellos, tiene sus partes de comedia y después su giro tipo Shyamalan que nos cambia el final. Con todo eso ahí revuelto, quien no iba a salir del cine feliz, verdad? Es tutti fruti!

La historia es la de una mujer que trata de abrirse camino en el mundo de la actuación y entonces conoce a un hombre que trata de abrirse camino en el mundo de la música. Ella ya lleva picando piedra 6 años y no ha logrado nada y él tampoco.
Empiezan a conocerse y entonces ella empieza a hacer un monólogo y a él su cuñado le da chance de tocar en su banda de jazz moderno, lo que les impide coincidir en algunas citas y entonces ella se molesta y regresa a su lugar de origen.
Total, que ella lo culpa a él por querer tener un trabajo estable y él no entiende porqué sus sueños no son los mismos de ella y no pueden compartir este éxito repentino.
Seguramente la verdad es que ella no tolera seguir fracasando (sus funciones tienen cero audiencia) y lo agarra de pretexto, el caso es que él va hasta Nevada para avisarle de una audición exclusivamente para ella y bueno, para no contar más y estropear la historia, Chazelle nos da un giro Shyamalanesco que deja muy mal parada a la protagonista porque hace que la veamos como a una persona muy hulera, además de que nos cambia las cosas. Está muy bien hecho, eso que ni qué, pero de todas formas huele a trampa.

Aunque el desenlace y el final de la historia seguramente no será del agrado de muchos, la música es agradable y los escasos bailables también, sobre todo el primero.