Wednesday, January 11, 2017

Carry on Cowboy (1966)

En la serie de las parodias de "Carry on", no podía faltar una de vaqueros.

Rompo, el bandido, necesitaba un lugar donde cometer sus fechorías. Cuando lo encontró asesinó al sheriff para poder hacer de las suyas impunemente.

Marshal P. Knutt, un ingeniero sanitario, llegó allí por accidente y por su nombre, lo confundieron y dieron el cargo y todo, gracias a que

Annie Oakley, quien venía deseosa de vengar la muerte de su padre disfrazada de vedette, cuando los indios atacaron el carro de Wells Fargo, fue quien disparó pero todos creyeron que fue Marshal.

No hay que olvidar al indio que parecía pariente de la abuelita de los Beverly ricos.

Todo esto da para una cosa muy divertida entre todos, especialmente cuando Marshal es visitado por Belle, la madame del Saloon y quien se esconde bajo la cama cuando llega Annie, quien creyéndose a solas con el muchacho le dice que ellos son el uno para el otro como el pan y la mantequilla. Y como los huevos y el jamón, dice Belle descubriendo su presencia. Es divertido porque más tarde, interrumpiendo la pelea entre las dos, llega una tercer mujer, las otras dos se esconden y cuando aparece la frase, somos como los hotcakes y el jarabe de maple, salen a desgreñarla, pero ella les dice, no se que hago aquí, si yo SI TENGO DIGNIDAD!

Más vale maña que fuerza, y aunque Marshal aprende de Annie lo básico para defenderse con un arma, es su conocimiento en ingeniería sanitaria, o sea, plomería, lo que lo salva.