Tuesday, January 17, 2017

13 (2010)

Por lo menos consiguió lo que quería.

Vincent es un electricista cuyo padre está enfermo y no pueden pagar ni por sus operaciones ni por sus medicamentos, así que después de hipotecar la casa que llevaban más de 18 año pagando, él decide tomar riendas en el asunto e intentar algo drástico.

Durante su trabajo en una de las casas escucha al dueño decir que él sabe la forma de conseguir bastante dinero en muy poco tiempo, pero aunque no le pregunta, él día en que ese hombre muere de una sobredosis, él se las ingenia para apoderarse del sobre con la información y después de recoger el paquete en el correo, se dispone a viajar y seguir todas las instrucciones como si él fuera el muerto.

Como el dinero fácil no existe, este conlleva un riesgo muy alto de morir, pues una vez allá, Vincent se entera de que deberá jugar a la ruleta rusa colectiva, de donde muy pocos salen vivos. Y ya ni para donde hacerse. El tiene el número 13 y seguramente es su número de la suerte, porque durante los primeros tres rounds, se la pasa de susto en susto. La etapa final es un duelo entre dos personas y él ya lo único que quiere es salir vivo de allí aunque sea sin sus dos millones de dólares. 

Ví muchas personas que me recordaron a otras, como es el caso de Bill Heder, Carlos Monsiváis, José Gálvez, Alejandro Tomassi y Alfredo Palacios...