Tuesday, December 27, 2016

Un padre no tan padre (2016)

A falta de terror, comedias

A mí estas comedias mexicanas ya me dan miedo. 
Las veo con miedo de que no me hagan reír.
Y no me río.

Esta por ejemplo trata de Don Servando Manuel Guadalupe Villegas de la Garza, un anciano nonagenario que de joven fue muy estricto con su familia y que después de vejez viruela, ahora dada su falta de disciplina es echado del asilo donde reside. Eso y que el banco donde tenía sus ahorros quebró por no se que fraude y ya no hay quien pague las mensualidades. Podría quedarse si ofrece disculpas, pero dado su carácter, primero se muerde un huevo y así es que se ve forzado a irse a vivir con su hijo más pequeño, pues según los otros cuatro, ninguno tiene espacio donde ponerlo.

Lo malo es que como para poner al viejito más molesto de lo que ya es,

a) Su hijo lo ha tenido a puras mentiras y ahora descubrirá toda la verdad
b) Que su hijo ha convertido la casa de la mujer donde viven, en una comuna hippie, donde hay, nomás para que al viejito se le reviente la bilis: Una pareja gay, unos hermanos mariguanos, unos viejitos extranjeros de su edad, un negro cubano y una brasileña que posa desnuda.

Aunque pasen muchas cosas chuscas porque el señor está amachado en querer vivir como cuando tenía 40 años y ahora todo el mundo sea otro muy distinto al suyo, no es divertida.

Y como decía el papá de Gerardo, o te aclimatas o te aclifriegas.