Monday, December 05, 2016

Treintona, soltera y fantástica (2016)

"Lesbianas, feministas, es lo mismo, de cualquier forma son de esas que se quieren entre ellas, no?" 
-La mamá de Inés.

En España hubo una serie de televisión de terror llamada "Historias para no dormir" de la que después sacaron unos cortometrajes nuevos, así que en México, donde todo lo copian para no quedarse atrás, seguramente se agregó un subgénero a la comedia:

COMEDIAS PARA NO REIRSE


¡Y lo están logrando!

Muchas de las que he visto últimamente están del nabo. No inspiran nada las pobres, sólo lástima. Del dinero que se gastó en ellas y que ni del director era porque muchas reciben apoyo de Fidecine, o sea que ya van prepagadas por los impuestos de los mexicanos, y hay quienes no las quieren ver ni gratis!

Esta es la historia de Inés (Mori fantástica a sus casi 40) y sus desventuras amorosas. Ella escribe una columna muy inspiradora para las cuatas de Monterrey y como su vida va de mal en peor, al enamorarse cambia de estilo y recibe una reprimenda de parte de su jefa, solo para ofrecerle su puesto una vez que ella ha conseguido con quien casarse.  Inés no puede creer que alguien tan hipster como ella haya tenido el matrimonio como finalidad y que haya trabajado sólo MMC (qué estudias? MMC. Y qué carrera es esa? Mientras me caso). Pero Inés, que buscando su identidad he rechazado a alguien que la ama pero que ha sido su amigo toda la vida, se ha acostado con un conocido que no está seguro si la ama o no y ahora que se cree sola ha decidido embarazarse aunque nunca se case, se encuentra entre la espada y la pared pues o es bebé o es puesto ejecutivo en el periódico! ¡Oh Dios qué dilema!

Total que su padre ha sido siempre quien le ha dicho lo que ella quiere escuchar y ahora entiendo a Anjelica Huston y a Jennifer López al exigir pelucas de miles de dólares para sus películas. Nomás miren a la Sra Angélica Aragón con esta peluca que parece sacada del bote de la basura y mordida del fleco por un burro! Nadamás por MIRADA DE MUJER (deja tú su trayectoria fílmica), se merecía algo mucho mejor que esto!

En fin, que si ya ni esos pelos nos dan risa, es un caso perdido.

Y no, la película no vale tres cacahuates, por donde se le vea.