Thursday, December 29, 2016

Train to Busan (2016)

A mí que me gustan mucho las películas de zombies, aunque esta dura solamente dos horas, me pareció algo larguita.

Está muy buena, excelente, pero como tiene varias escenas que parecen finales, al ver que sigue y sigue y sigue igual que el conejito Energizer, me empecé a desesperar y me dije, pues cuanta gente va a sobrevivir?

¿No que subiéndose al tren sobrevivirían?
¡Mentiras!

¡Si en el tren se puso la cosa que arde!

Total, que aquí va el papá con su hijita y los pesca el brote zombie dentro del tren y ahí en el intento por sobrevivir conocen a otros pasajeros que luchan por lo mismo (en la portada vemos a la parejita de estudiantes y a la mujer embarazada con su marido). De hecho, esa escena de la portada no existe, porque en ningún momento todos ellos corren entre los hierros retorcidos de las vías del tren.

Fuera de eso es muy emocionante. Los zombies no huelen, bueno, quien sabe si huelan pero me refiero a que no tienen sentido del olfato y se desorientan en la oscuridad, además, si no ven a las personas no las siguen, porque cuando las ven, a como corren los malditos! Gracias a esos detalles y a que esta gente es muy creativa es que pueden hacerles frente y tratar de escapar, con éxito, en varias ocasiones.