Sunday, December 11, 2016

Fante-Anne (1920)

En ese tiempo la gente que iba al cine posiblemente se maravillaría de ver como en la película pasaba el tiempo de un cuadro a otro y las personas ya eran adultas, o cuando eran a color, porque las escenas de día eran sepia y las de noche azules, o cuando había fuego eran rojas,

Yo quería ver esta película porque tratándose de una gitana, me imaginé que sería muy hermosa y andaría baile y baile y nada, que trabajó toda su vida en los alpes noruegos de lechera en la granja de la familia Storlein.

Ella nació allí de una madre soltera que pasaba por ese lugar y al tenerla murió, así que se quedó con el capataz y al crecer se fue haciendo amiguita del hijo de la dueña, Haldor.

Por supuesto que al crecer esa relación estaría prohibida, y además, a ella la amaba en secreto Jon, otro joven empleado de la granja. Total que Haldor se enamora de ella pero su madre la aleja mandándola a las montañas y a pesar de todo eso la relación sigue. En el pueblo murmuran y Jon también está incómodo, pero cuando Anne se entera de que la Sra Storlein casará a Haldor con Margit Moune, en un arranque de rabia va y les quema la granja.

Por supuesto que Jon se inculpa y es quien pasa varios años en la prisión, y al salir, como su reputación está dañada, pide su madre y a Anne lo acompañen a América, donde serán libres de empezar una nueva vida lejos de las diferencias de clases y el prejuicio, ay ajá!