Monday, October 24, 2016

La pazza giogia (2016)

Las vidas de Beatrice y Donatella se cruzaron en la Villa donde ambas recibían atención siquiátrica.

Y ninguna de las dos estaba loca. Al menos no oficialmente. Estaban tan locas como lo estamos todos nosotros en el intento por sobrevivir en este planeta.

Beatrice aseguraba que ella había ido a dar allí por un complot de su marido después de que descubrió que lo engañaba y Donatella después de que intentó suicidarse junto con su hijito de meses. De eso hace ya casi 10 años, pero ella ha andado de un lugar a otro sin recibir la atención adecuada y ahora ambas se han encontrado y se han hecho amigas.

La institución donde se encuentran facilita que las pacientes se sientan como en su casa y además de compartir habitaciones les permiten hasta que trabajen y es así como un día, después de recibir su salario y porque la camioneta que debería pasar por ellas se tarda un poco, Beatrice y Donatella toman un autobús y van a dar a la ciudad.

Aprovechando su libertad, cada una buscará la forma de ayudar a la otra, pues Donatella desea volver a ver a su hijo, aunque ya ha sido adoptado por otra familia.

Hay cosas que nunca cambian y para cerciorarse sólo hay que volver a ver a las personas que anteriormente formaban parte de nuestras vidas. Ya lo dice el dicho, más vale solo que mal acompañado.