Tuesday, September 27, 2016

The angry birds movie (2016)

Es oficial: el sentido del humor del siglo 21 es escatológico y está basado principalmente en los pedos. No hay película reciente donde no haya pedos, referencias a la caca y a la orina, etc. No recuerdo que clasificación tiene este película, pero se la pasan diciendo la palabra "pluck" (desplúmame) en lugar de la que empieza con "F". ¡Qué creatividad!

Como nunca he jugado esto, no se que tanto sea cierto de lo que ocurre en la película, pero aquí se trata de que el pájaro rojo tine problemas de temperamento y no puede controlar su ira, por lo que es enviado a terapia, donde conoce al pajarito amarillo y al negro redondo, que aunque él sí explota, no causa daños severos a nadie. Ah! Y a otro pajarote rojo enorme que se parece mucho al primero hasta en las cejotas, pero que se llama Terrence, creo.

Y en eso andan todos que si la terapia esto y que si la terapia lo otro, cuando llega un barco y se mete tan dentro de la costa, que destruye la casa del pájaro rojo. Del barco salen dos cochinitos verdes, uno de barbas y otro más pequeño, lampiño. Según ellos, vienen solos desde su país porque vieron que estos pájaros eran muy amistosos y querían conocerlos. Pero después aparecen otros dos marranitos y el pájaro cejón sospecha, así que va a investigar y saz! que la nave está llena de marranos verdes de todos tamaños.

Cuando va y descubre todo, ya el marrano barbón se echó a los demás pájaros a la bolsa y desde ahí confían más en él que en el pájaro cejudo, por lo que este sale junto con sus dos compañeros de terapia, en busca del águila heroica, que es quien ha estado viendo por la comunidad pajaral antes de que se retirara a las montañas.

Y nada, que llegan hasta allá y hay un manantial de frescas aguas de donde beben sedientos y cual será su sorpresa, cuando sale el águila y desde la entrada de su nido se mea (parado) en la lago del manantial. Los otros ya ni pueden escupir el agua que se tragaron.

Esa águila, que me recordó bastante al mayordomo del patolín Pátula, les dice que él ya no sirve para ayudar y que se vayan. Desde aquí, será tarea de los pájaros defender a los huevos de los demás, porque a eso han venido todavia más cerdos en otro barco, a robarse los huevos para comérselos. 

Gracias a la confianza que se tuvieron a ellos mismos, al pájaro explosivo y a una pájara pedorra que con sus pedos aniquilaba a los cerdos, salvaron a sus crías y vivieron felices para siempre. ¡Viva el futuro del cine pedorro!