Tuesday, September 06, 2016

Tenemos que hablar (2016)

Según Jorge, ''tenemos que hablar'' sólo puede significar malas noticias, así que se prepara para lo peor y lo peor es que suponiendo que él lo va a tomar de mala manera, su ex esposa Nuria empieza a tejer una telaraña de mentiras que cada vez se enreda más y más.

Y esta es la comedia de enredos más divertida que he visto últimamente.

Nuria sólo quería que Jorge le firmara el divorcio para casarse con su nuevo novio, Víctor.
Jorge sólo quería regresar con ella.
Lucas sólo quería ver feliz a su amigo.
El padre de Nuria sólo quería demostrarle a su ex mujer lo mucho que todavía la amaba.
La madre de Nuria sólo quería que todo mundo la dejara en paz.

Y para que Jorge firmara el divorcio sin hacerlo sentirse mal (porque ella sospecha que ha intentado cometer suicidio), Nuria reúne a sus padres, que llevan tiempo separados por culpa de Jorge, quien por malos consejos e inversiones los ha hecho perder todo su dinero y ahora él es intendente y ella vende tortillas de patata para sobrevivir. Claro que remover todo ese pasado no le conviene a nadie, pero es necesario, así que los enredos se complican más y las mentiras se hacen cada vez más audaces. El resultado es muy gracioso y al final, durante los créditos, hay una escena entre Ernesto Sevilla y Belén Cuesta muy divertida.