Friday, September 30, 2016

Kiki: el amor se hace (2016)

Esta película es la versión española de LA MUERTE CHIQUITA. Le cambiaron algunas cosas, le agregaron otras y tiene varias piezas musicales muy padres.

Aquí Natalia y Alejandro son la pareja mejor avenida pero Natalia, que viene de una familia con muchas filias (según ella, pero que según yo todos podemos tenerlas sin ser familiares entre todos nosotros) pues su abuela tenía fijación por las personas lisiadas (su abuelo era cojo) y su hermana es "dendrofílica" pues siente placer por las plantas. Sin embargo, la filia de su futuro marido no es sexual, pues es hemofílico.
Total, que Natalia descubre que es harpaxofílica y gusta de sentir que la asaltan, puede que hasta sexualmente.

Paco (el director) y Ana tienen ya una hijita de cinco años y hasta ahora andan buscando terapia sexual porque a él no le gustan las mamadas. Literalmente, o al menos, no las que le da ella. En su búsqueda por la felicidad y gracias a su amiga Belén, descubren que son poliamorosos y que Ana es bisexual.
Por su parte, María Candelaria es dacrifílica y obtiene placer al ver llorar a su marido,

José Luis es somnofílico y sólo obtiene placer sexual teniendo relaciones con su mujer cuando ella está sedada y por lo mismo no puede estarse quejando constantemente de él, y

Sandra (Alexandra Jiménez, que es como la Kristen Wiig española) y Rubén, que son los sordos que se conocen a través del servicio de video que él utiliza para hablar a una línea caliente de esas de 1-800 mientras ella le sirve de intérprete. Sandra es "elefílica" y se excita al sentir la seda cntra su piel.

Total, que cambiaron al personaje del depredador sexual por el de la doméstica que quería aumento de busto y al final se reúnen todos en la feria del barrio.