Wednesday, September 21, 2016

68° Entrega del premio Emmy (2016)

67 años tuvieron que pasar para que yo por fin me sentara a ver una entrega de premios completa. Y es que como el domingo no tenía nada más que ver y me estaba aburriendo porque ya hasta los videos de YouTube se me hacían los mismos y los mismos, me quedé a ver el intro y me gustó, así que decidí ver todo de una vez. 

En años anteriores había visto fragmentos, porque sólo me gustan los chistes y no me importa quien recibe premios o no. Ahora tampoco, pero el guión se me hizo muy bueno.

Empezó con un video de esos que ya no usan en los Oscares, donde Kimmel iba ya tarde a la entrega y tenía que conseguir un aventón. Empezó en la camioneta de OJ Simpson y después se pasó con los de MODERN FAMILY pero chocaron, así que después de varios incidentes más termina llegando en un dragón de GAME OF THRONES.

El monólogo fue muy divertido, sobre todo por la nueva regla "Maggie Smith", con la que solamente recibirá su premio quien esté presente. Eso porque ella ha sido nominada en 9 ocasiones y ha ganado 3 (con esta 4) y jamás se ha dignado a asistir. Ahora, quien no suba personalmente por su premio, se lo cederá automáticamente al siguiente en la lista. Jimmy Kimmel, desde que lo veía con Adam Carolla en THE MAN SHOW me cae bien y me quedé a ver que chistes hacía de Trump y el muro y eso. Respecto a la Sra Smith -Ha de estar muy ocupada en alguna clase de cerámica para que no pueda tomar un avión y venir por su premio- dijo el comediante.

Y dicho y hecho, más tarde, cuando resultó ser la ganadora por DOWNTON ABBEY, Jimmy subió y se llevó al Emmy al departamento de objetos perdidos, de donde tendrá que ir a reclamarlo ella misma si le interesa, dijo mirando a la cámara...

La mamá de Kimmel había preparado emparedados de crema de cacahuate y jalea de uva para toooodos los asistentes, que se repartieron antes de que empezara el evento, así que cuando el programa de Kimmel perdió contra el de Jon Oliver, vino Matt Damon mordiendo una manzana a burlarse de él porque tendría que seguir conduciendo a pesar del dolor de no haber ganado, y al final hasta le dijo de una fiesta especial después del evento de la que Kimmel no estaba enterado.

Para no haber tenido nada en que entretenerme, esto me resultó muy divertido y me la pasé riéndome las tres horas que duró. Bueno, excepto cuando pasaron el segmento de "In memoriam", donde recuerdan a quienes se nos han adelantado en el camino.