Wednesday, August 24, 2016

Casual encounters (2016)

Lo más divertido son, probablemente, las escenas de personas reales opinando acerca de sus encuentros casuales, mientras corren los créditos de salida.

Justin es un muchacho algo distraído, y en los cinco años que lleva de novio se le han olvidado siempre las fechas importantes.
Entonces, como su novia sabe sus costumbres, decide romper su compromiso un día después de su quinto aniversario, avisándole en un programa de radio que él escucha para despertarse, que ella, harta de él, le fue infiel con dos hombres desconocidos en una sola noche con quienes tuvo un delicioso menage a trois.

Por supuesto que para cuando él llega a su trabajo ya todos los saben y se ríen de él. Tanto, que uno de sus compañeros le sugiere hacer lo mismo y hasta lo inscriben en una cuenta de internet de esas para sexo casual y él aunque al principio no desea nada de eso, termina aceptando.

Y como siempre, empieza la peregrinación de personajes que no son lo que decían y con quienes de una forma u otra va a dar a la cama.

En su trabajo hay una compañera cuyo pasatiempo es la fotografía tradicional, de cámara, rollo y revelado y ella le toma unas fotos para su perfil.

Poco a poco va naciendo entre ellos algo más que amistad, que se echa a perder cuando se descubre que una de sus compañeras sexuales era la mujer de su jefe, él le pide perdón y etc, etc. Lo de siempre para que al final triunfe el amor.

Y conste que esto no es estropear la película, pues todos conocemos la receta, y siempre que un muchacho está solo y una muchacha también, aunque en toda la película no se dirijan la palabra, al final terminan descubriendo que eran el uno para el otro y como se tenían tan cerca, ni cuenta se habían dado...