Wednesday, July 27, 2016

Tim and Eric's billion dollar movie (2012)

Todavía no entiendo la fijación por el excremento en el cine de este nuevo siglo 21.

Para mí lo único divertido fueron los primeros cinco minutos de película, donde anuncian un sillón especial para ver películas que supuestamente es lo más cómodo que existe, porque hasta prepara las palomitas de maíz allí mismo en el descansabrazos del asiento.

Después pierde toda la gracia y estoy seguro que la peor escena, aparte de la de los dildos, es la de la bañera llena de excremento donde se mete uno de ellos según que porque eso es un tratamiento curativo y no se que más.

Y es que estos dos se habían gastado un billón de dólares que les habían proporcionado para hacer una película y al fina salieron con que sólo habían rodado 3 minutos, y como ni siquiera les alcanzó para el Johnny Depp original, contrataron un imitador. Por supuesto que los inversionistas querían ahora que se les devolviera su dinero, pero como ya se lo habían gastado, van a dar a un centro comercial dado al traste para renovarlo y reinaugurarlo, ganándose así el billón que necesitan para reembolsárselo a los patrocinadores.

En ese Mall hay puros negocios chafas, como ese donde venden papel higiénico ya usado, o uno donde dizque espanta el heladero que ahí murió. Además hay un lobo al que le gusta la pizza y se la pasa aterrorizando a la gente por las noches.

Nada que ver.