Thursday, July 14, 2016

Nanny McPhee (2005)

''Si me necesitan, pero no me quieren, llegaré.
Si me quieren, pero ya no me necesitan, me iré''

Esta película la dejé pasar porque, como soy prejuicioso y me recordaba a Mary Poppins, me dió flojera verla.

Hoy por fin lo hice y aunque tiene más de LA NOVICIA REBELDE, es mucho más divertida porque los chamacos son unos diablitos que no dejan de hacer travesuras y ya han corrido a 17 niñeras. Pero Nanny McPhee no será la número 18! Ella sabe sus mañas.

Fea de apariencia con dos verrugas, una enorme nariz de pelota y una sola ceja de lado a lado, un cuerpo frondoso y un diente frío que le cuelga fuera de la boca, sabe de magia y usa su bastón para hacer que las cosas se hagan como ella dice.
Su tarea en esta casa consiste en hacer que los niños aprendan las cinco reglas básicas de la buena educación que son, obedecer e irse a la cama cuando se les pida, levantarse cuando se les ordene, decir gracias y pedir las cosas por favor y otra que se me escapa. El caso es que cada vez que los niños aprendían su lección, a ella se le desaparecía un defecto físico, y terminó bien guapa, sin verrugas ni nada!

Si contamos que el cabello se le oscureció, las dos verrugas, la ceja y el diente suman cinco, lo demás fue cambiando gradualmente, o sea, la nariz y el cuerpo fueron cambios que pasaron casi desapercibidos.

Pero bueno, los niños aprenden a comportarse, le dan a su tía Adelaida (Angela Lansbury seguramente porque Maggie Smith tenía otros compromisos) gato por liebre, impiden que su padre se case con una brujadrastra, pero después ellos mismos provocan esa unión, sólo para volver a deshacerla, y todo eso que hacen los niños cuando son niños.

Y vivieron felices para siempre!