Thursday, June 09, 2016

The brothers Grimsby (2016)

No tan buena como otras que he visto de Baron Cohen, pero me hizo reír

Cuando Nobby hace un hoyito en la foto de un niño e inserta su dedo para que parezca el pene del niño,

Cuando se presenta con Sebastian, su hermano el detective y le arruina la misión y su hermano le dice ''fuck you'', en silencio y en cámara lenta, pero leemos sus labios,

Cuando dicen que Daniel Radcliffe tiene el VIH y

Cuando aparece una negra gorda tipo Precious como   objeto del deseo de Nobby,

Cuando ve al masajista y lee la etiqueta de su camisa que dice ''therapist'' y él cree que es el violador (the rapist), y

Cuando sucede el sexo paquidérmico entre un montón de elefantes y una hembra, después de que ellos han entrado en su vagina para esconderse de sus enemigos...

La historia es a grandes rasgos, que Nobby y Sebastian son dos huérfanos que nadie quiere adoptar juntos y entonces Nobby, por ser mayor, decide abandonar al más pequeño para que tenga suerte y lo adopten. Así es como el mayor, rondando los cuarenta, tiene ya once hijos y hasta nietos, es aficionado al futbol y ha estado buscando a su hermano por 28 años. cuando por fin lo encuentra, éste está en medio de una misión secreta que salvará al mundo de una terrorista que desea eliminar el sobrecupo del mundo matando a los más mensos, según ella, los fanáticos del deporte del balonpie. 
Durante el encuentro de los hermanos, Nobby hace que el otro falle el tiro y accidentalmente hieren a un niño portavoz que sufre del VIH, salpicando a Daniel Radcliffe, que se infecta (al final infectan hasta a Donald Trump).

Entonces Sebastian es buscado como traidor y su hermano lo esconde, recuperan el tiempo perdido y hasta lo ayuda a localizar al verdadero culpable y evitar que el virus arrase con los fanáticos del futbol y sus familias al regresar todos a sus casas después del mundial.

Quizás la idea de la terrorista no era del todo mala, pues cree que el mundo sólo puede alojar a 5 billones de personas y ya somos más de 7, pero no hay que ser, tampoco hay que deshacerse de los que sobran de esta forma... Además, tampoco hay que ser tan elaborada, es cuestión de nunca tirar el agua que se acumula en trastos viejos después de la lluvia y dejar que el virus del sika haga el resto. 

Aunque no es para todo público, me recordó a aquellas parodias que hacía Leslie Nielsen y al final se la dedican a la memoria del padre de Baron Cohen.