Tuesday, May 31, 2016

Un día perfecto (2015)

El muerto al pozo y los vivos a tratar de sacarlo.

Una sorpresa muy agradable resultó esta película acerca de un grupo de voluntarios de una ONG a finales de una guerra en Yugoslavia, que al encontrar un cadáver en una noria, tratan de sacarlo antes de que contamine más el agua y se les revienta la cuerda, por lo que tienen que buscar otra.

Y esa es parte de toda la película, que nos muestra la otra cara de la guerra, no la de los muertos en batalla, sino la de como afecta a las demás personas de una manera u otra.

Y aquí, desde que vemos lo difícil que es la tarea, nos mantenemos al borde del asiento deseando que ya pronto lo saquen para que la gente pueda empezar a utilizar el agua y no paguen 5 dólares por cubeta.

Como dije antes, primero se les rompe la cuerda y ya no hay más. El ejército no quiere ayudarles porque hace falta seguir una cantidad inaudita de procedimientos legales que tardarían ese proceso mucho tiempo y como vimos, el cadáver está que se revienta. Los negocios locales no les venden la soga porque dicen que es de mala suerte sacar al muerto del pozo porque por alguna razón divina es que fue a dar allí, el guardia de la torre no les presta un poco de la soga de la bandera porque si lo hace ellos pum-pum a él, la reata que un niño les consiguió tiene a un perro bravo atado en uno de sus extremos y cuando por fin están sacando al muerto, les llegan lo soldados y les rompen la cuerda porque se están brincando los protocolos y hace falta que haya un juez presente que certifique la extracción, de otra forma nadie puede tocarlo, y bueno, en vista del éxito obtenido, los voluntarios se retiran descorazonados, sin saber que al empezar a llover la noria se rebasará y el cuerpo saldrá solito... 

Muy emocionante!

Y deveras, como nos gusta a nosotros dificultar las cosas, de por sí ya difíciles!!