Sunday, May 15, 2016

Sueño de amor (2016)

El pasado 9 de marzo comenzó esta novela. La pensaba comentar el día 10 de abril para festejarle su primer mes, pero lo hice el 23 de marzo por ser día de la alerta por la diabetes pues Juan Osorio la padece e hizo que uno de sus personajes también sufriera de lo mismo quesque para crear conciencia. Hoy que es día del maestro la volvemos a retomar dado lo mala que les salió y la de pegazones que le están haciendo a ver si la salvan. 

Por cierto, las muchachas de CarayCaray y yo la estamos destrozando!!

¡Se lo merece! Además de la controversia de que si sería o no remake de un drama coreano, Osorio insiste en que es original tal vez porque dejó de lado a la socorrida virgencita de Guadalupe para meter su novedosa virgen de la paz. Yo igual siento un deja vu, por su fetiche de vestir a hombres con uniformes afeminados, sus sermones místico-religiosos, sus personjes salvando animales de la extinción, sus gringas llamadas Tracy con acento más falso que el pelo de Valentino Lanús, sus incoherencias en la trama y su actriz favorita, Carmen Salinas!

Yo la verdad ya no se para que quieren al CEA si se están trayendo a todas las actrices de TvAzteca a protagonizar en Televisa. Betty Monroe es Esperanza Guerrero, porque es una guerrera, madre viuda y con dos hijos que sacar adelante con tres trabajos. Cristián de la Fuente es Ricardo Alegría y está alegre ahora que se la volvió a encontrar después de 20 años porque es el amor de su vida, aunque no explique porqué se fue a estados unidos y jamás se comunicó con ella en todo ese tiempo. Ella, con el parche caliente y creyendo que él estaba muerto, se casó con otro compañero de escuela o de trabajo pero quedó viuda al poco tiempo y después se metió con otro infiel que nomás la engañó para vengarse del engaño de su mujer y que también, después de 17 años, ahora viene a querer saber de su hijota ya sesentona. Esperanza a quien ama es a Ricardo, aunque él también se haya casado en los yunaites con una gringa loca que habla como Tiroloco McGraw que ahora le quiere quitar a sus dos hijitos. 

Total, que si esta trama es original, PREFIERO LOS REFRITOS!!!

De última hora: Como a nadie le gustó la trama estilo gruyere (llena de hoyos), arededor del capítulo 50 entrará al quite Marjorie de Sousa, que ya es experta en eso de las sustituciones. Seguramente pensaban hacer que Esperanza (Betty Monroe) entrara por una puerta y que del otro lado saliera la nueva Esperanza (Marjorie), pero como eso ya lo hicieron en Mujer de madera y esta novela es muuuuuy original, porqué mejor no deshacerse de Esperanza y traer a Cristina? Total, aunque Ricardo se haya pasado los últimos 20 años dizque añorando la caricias de su prometida ahora puede interesarse en una nueva mujer. 

¿Si ya sabían de mi ''sobrepeso' para qué me contratan?
Desde que Osorio sedujo a Monroe para traérsela de Azteca, donde llevaba tres años sin trabajar en nada importante, le advirtió que debería bajar de peso. 
Supuestamente lo hizo, o lo estuvo intentando, porque la verdad es que se ve muy bien en algunas tomas, pero el caso es que ahora la culpan del fracaso de la novela, cuando ella sólo se ha dedicado a leer sus parlamentos lo mejor posible.

La pobre seguramente se va a quedar como el perro de las dos tortas, porque después de este oso quien sabe donde termine, o si Televisa le vuelva a dar trabajo. A Azteca no creo que regrese! Y que a la próxima, lea bien la letra chiquita!

El problema con el guión es que son supuestamente 7 personas aportando ideas, entre ellos Gudini, el crítico de telenovelas y Sanx Pineda, un youtuber. Y como el que mucho abarca poco aprieta, aquí tratando de atraer al público infantil (con las travesuras de los niños en la escuela), al adolescente (con sus asuntos de medios sociales y así), al adulto con su drama, comedia y acción (Esperanza y sus tumores, los tres odiosos chiflados y las corretizas de Ricardo tras su archienemigo la sombra), amén de los numerosos e innecesarios flashbacks, trató también de incautar al público de la tercera y cuarta edad a través de las aventuras amorosas de Doña Carmelita Salinas, pero no quedó bien con nadie! 

Hacer una telenovela no es enchílame otra, a ver si ya le van rompiendo su credencial a este pretencioso productor de mierdas, o que sega con su otro sueño, que es el de poner en ridículo al cine haciendo según él, películas biográficas. Ay ajá!