Friday, May 20, 2016

Sisters ( 2015)

''Antes nos divertíamos como animales porque pensábamos que viviríamos para siempre. Ahora nos divertimos como vikingos porque no sabemos si viviremos mañana''

Estas películas deberían tener ya su propio género.

PELICULAS DE COMEDIANTES EGRESADOS DE SNL

Aquí andan casi todos más Samantha Bee de THE DAILY SHOW haciendo de las suyas en algo que parece más improvisado que planeado. 

Una cosa es que estas mujeres tengan química y uno desee verlas donde sea, por ejemplo presentando los Globos de oro y como invitadas al programa que las lanzó a la fama, de hecho, a mí me caen muy bien y las seguiría a donde fueran, pero de allí a que todo les salga bien, yo creo que depende de un buen guión.

Aquí ambas son productoras y pueden estar quizás tratando de ordeñar a la vaca mientras se pueda, pues si bien la película no fue del todo un trancazo, sí recuperó la inversión.

Trata de dos hermanas de quien sus propios padres están hartos y no saben como deshacerse de ellas. Bueno, de una que está como charamusca bien pegada y no los deja ni a sol ni a sombra, pues la otra es más reventada y vive patas arriba. El caso es que de las dos no se hace una. Pohler es Maura Ellis, enfermera divorciada hace dos años y sin ánimos de reiniciar una nueva vida. Fey es Kate Ellis, estilista con una hija adolescente que también está harta de ella y por lo mismo huye de casa.

Sus padres, buscando intimidad, venden la casa familiar para comprarse un departamentito en un complejo diseñado para personas ya mayores y les avisan a sus hijas que vayan a limpiar su cuarto antes de que los nuevos inquilinos lleguen.

Ellas, una vez solas, se ponen a planear una superfiesta por dos razones, revivir tiempos idos y desalentar a los compradores. Como es de esperarse, todo les sale mal no sólo porque llega el distribuidor con productos que van desde Tamiflú hasta ayahuasca, sino porque una de ellas intenta ligarse al vecino y la otra se da cuenta que su hija ha estado viviendo con su hermana a escondidas de ella con tal de no verle la jeta y se arma en grande.

No lo que yo esperaba.